La Agroecología una herramienta fundamental para el Turismo

La evolución de la agricultura permitió que fluyera hacia la industrialización por lo que ha sido una influencia negativa en la manera tradicional de realizar las labores del campo. 

Dicha situación sustituyó las plantaciones locales, e incluso las de cultivo de plantas medicinales, por plantaciones comerciales, donde la práctica del monocultivo, la apuesta por la industria y la política agraria comunitaria tomaron el lugar de la agricultura familiar. 

El cultivo agroecológico

Este hace su aparición para contrarrestar todas estas prácticas que se extendieron de manera silenciosa pero sin tregua. La finalidad del cultivo agroecológico se fundamenta en el fomento del desarrollo rural, donde se emplea el conocimiento de los dueños de sus terrenos, que aún tienen la capacidad de labrarlo eficientemente sin abandonar los avances tecnológicos o científicos actuales. 

Este tipo de agricultura suele ser practicada por grupos pequeños de familias, donde algunas promueven la integración y participación en su oficio de otras personas, razón por la que aparece en escena el turismo agroecológico.

¿De qué trata el turismo agroecológico?

Se trata de una modalidad que se desarrolla específicamente en un entorno natural, en el que se le da a conocer a los participantes la manera en que se realizan las explotaciones agrícolas tradicionales. 

Su finalidad es estimular el respeto por la Biodiversidad, los recursos agrarios, y los ganaderos. Así mismo, ésta supone una verdadera oportunidad para conocer las maravillas del paisaje y su gastronomía, por lo que resulta  un tipo de turismo rural que beneficia al mantenimiento del entorno en el campo. 

¿Qué beneficios ofrece este tipo de actividad?

Como se trata de turismo, la localidad echa mano de todo lo que tiene a su alcance, por ejemplo para el alojamiento de los turistas, emplean las casas rurales, la comida que ofrecen son de los alimentos que de manera ecológica cultivan en sus huertos, y de esta forma ponen al alcance de la mano todas las propiedades que obtienen de la misma localidad y de una alta calidad. 

Además de lo mencionado anteriormente, los lugares donde se ofrece alojamiento suelen organizar diversas actividades en las que involucran a los visitantes para que conozcan de primera mano las prácticas agrícolas del sector al que acuden, estos pueden realizar trabajos en los huertos, hacer talleres donde conozcan las actividades diarias de la localidad, entre otros. 

Además, a través de este tipo de turismo, las personas pueden conocer otras culturas, personas, costumbres, del patrimonio del sector, y del entorno natural rural. 

¿Son diversas las opciones? 

En España son diversas las localidades que ofrecen este tipo de servicio, por ejemplo en municipio palentino de Amayuelas de Abajo, existe la posibilidad de realizar turismo agroecológico con el que se promueve la vida rural y se lucha para evitar la privatización de la biodiversidad a manos de las transnacionales encargadas de la agroalimentación. 

De la misma manera, ofrece a sus  visitantes diversas rutas turísticas con alojamientos en albergues, lo que les permite disfrutar de sus productos naturales y típicos del lugar.